Sincronización de Celos

Sincronización de Celos

El objetivo de un ternero anual por vaca, en un sistema de producción bovina, significa que, restando a los 365 días del año, 283 días del período de gestación, las hembras deberían estar nuevamente preñadas a los 82 días de paridas. Teniendo en cuenta los 40 a 60 días de la recuperación de la capacidad reproductiva después del parto, disponen sólo de un celo o dos para lograr la preñez siguiente en el término de un año. 

La pérdida de un ciclo es crítica en cualquier sistema, pero especialmente en programas de inseminación artificial donde la detección de los celos depende del hombre. El ciclo estral dura 21 días y la oportunidad de servicio muy pocas horas, por lo tanto la detección de celos es una actividad clave del trabajo de inseminación artificial (IA), siendo ineludible y rutinaria, dos veces al día, mientras duran los servicios. Esta ha sido, posiblemente, una de las mayores limitantes para la utilización masiva de la inseminación artificial en rodeos bovinos, y ha afectado la difusión de una de las técnicas reproductivas de mayor impacto en la producción. 

Desde que se conocen las hormonas que participan en la reproducción, hemos pretendido intervenir, modificar o al menos controlar, la actividad reproductiva. La modificación de los ciclos para que todas las hembras presenten celo en un período breve de tiempo pareciera la técnica complementaria ideal para solucionar las limitaciones de la IA.

La sincronización de celos es una tecnica de manejo reproductivo que nos permite inducir el celo para una labor específica, y posee muchas ventajas:

  • Reducir el tiempo necesario para la detección de celos.
  • Facilitar el uso de la inseminación artificial.
  • Controlar el tiempo de ovulacion que nos permite realizar la IA en tiempos determinados.
  • Inseminación de vacas y vaquillonas.
  • Buenos porcentajes de preñez en pocos días de trabajo.
  • Incrementa la cantidad de vacas con parición temprana (cabeza de parición).
  • Concentra el período de partos del rodeo.
  • Permite el control de partos reduciendo la mortalidad neonatal.
  • Permite el destete, engorde y venta de lotes uniformes.
  • Económicamente viable.

Sin importar cual protocolo se utilice hay algunas consideraciones fundamentales que pueden determinar el éxito de cualquier protocolo. Las consideraciones a tener en cuenta son:

  • Cumplimiento de la aplicación de las inyecciones en el momento y dosis indicada.
  • Condición corporal, grado de desarrollo reproductivo y ciclicidad de los animales a incluir en el protocolo.
  • Educación del personal, es importante que la persona encargada de administrar las inyecciones comprenda las bases del protocolo para que tome conciencia del cumplimiento de la tarea indicada.
  • Manejo de los productos hormonales siguiendo las indicaciones de las etiquetas en cuanto a dosis, vías de aplicaciones y conservación.
  • Fundamental el uso de jeringas de calidad, agujas descartable y técnica de aplicación.
  • Monitorear los resultados del protocolo para evaluar resultados y/o modificaciones a aplicar.

El factor determinante en el éxito de la sincronización de celos es la elección del protocolo adecuado, que se ajuste a las condiciones del sistema y/o animales a sincronizar, teniendo en cuenta el costo de las hormonas utilizadas y el porcentaje de preñez lograda, en definitiva tener en cuenta la relación costo beneficio de los animales sincronizados.

Hay muchas alternativas disponibles para la sincronización de celos: Prostaglandinas, GnRH, Progesterona, Estrógenos y combinaciones de hormonas, que iremos desarrollando en los próximos newsletters.

 

Dr. Abel Albrecht

>/font>